DION FORTUNE “La cábala mística”

“La cábala mística” es un de las principales obras escritas por la ocultista inglesa Dion Fortune. Este libro fue publicado originalmente en Inglaterra en 1935, y ha sido considerado como una de las obras más completas y eruditas acerca del estudio de la Cábala desde el punto de vista de las ciencias ocultas modernas.

 

 

 


Dion Fortune concedió gran importancia a la Cábala como sistema de estudio y también en su vertiente práctica de aplicación de principios secretos a la magia. Esto se debía en gran parte a su formación ocultista en el seno de las sociedades iniciáticas de finales del siglo XIX y principios del XX, para las cuales esta doctrina era fundamental. La autora se refiere en este libro a la cábala como el “Yoga de Occidente”, y no cabe duda de que adquirió un amplio conocimiento de esta disciplina la cual desarrolla en este libro con gran profundidad y seriedad, tal y como es característico de su lenguaje inspirado y a la vez didáctico. Pues como se menciona en el libro, éste formaría parte de un cuerpo de enseñanzas de la Fraternidad de la Luz Interior, sociedad que ella misma fundó.

 

La obra en sí es extensa y la autora se ocupa de explicar adecuadamente los puntos fundamentales del sistema cabalístico, como los métodos de estudio o la importancia del alfabeto hebreo y consideraciones al respecto. Pero sobre todo se centra en el Arbol de la Vida y dedica el cuerpo principal del texto a un desarrollo exhaustivo del mismo a partir  de los senderos y los Sephiroth que lo componen. El resultado de esto es excelente, y nos permite con su lectura y estudio un buen conocimiento del esquema simbólico que representa el Arbol y también nos acerca a su mejor comprensión. Establece interesantes relaciones no sólo con diferentes aspectos de la actividad del ser humano en los planos de existencia sino con la Astrología y las ciencias ocultas en general.

 

En todo caso este es un libro eminentemente teórico, aunque Dion Fortune nos sugiere entre líneas algunas vías para la experimentación y el trabajo práctico. En ocasiones se le ha achacado a esta autora cierta falta de claridad y la ausencia de enseñanzas prácticas en sus obras; el motivo es probablemente que el conocimiento de Dion Fortune y otros autores contemporáneos provenía de su pertenencia a órdenes ocultistas, las cuales guardaban con bastante celo su doctrina, lo cual es comprensible dado que este era fundamentalmente el patrimonio que otorgaba las señas de identidad particulares a cada sociedad. A pesar de ello, algunos autores no tuvieron reparo en difundir el conocimiento que habían recibido gracias a su discipulado en estas sociedades. No es el caso de Dion Fortune, que siempre acató las reglas de las sociedades a las que perteneció y sólo cuando se liberó y fundó su propia sociedad de estudios ocultistas difundió enseñanzas prácticas aunque se restringiera al círculo de los alumnos de su fraternidad.

 

Dicho esto, hay que dar a este libro el indudable valor que merece. El conocimiento teórico que aquí se expone es bastante revelador y de una ayuda inestimable a la hora de enfocar el estudio y la meditación sobre el Arbol de la Vida cabalístico; el desarrollo que se hace de cada Sephirah en particular es muy esclarecedor, aunque para su comprensión más adecuada se requiere un cierto conocimiento básico de la metodología y la cosmología cabalística. Es decir, que es una obra de nivel avanzado, aunque gratamente asequible porque como mínimo aporta material para la meditación y el desarrollo intuitivo.
No es de extrañar que este libro se considere una referencia fundamental para el estudio de la Cábala en el entorno del ocultismo moderno, habiendo ejercido una influencia generalmente reconocida.

 

Como conclusión, Dion Fortune nos dice:
“En estas páginas he dado la base filosófica sobre la que este arte descansa. Su aplicación práctica depende no sólo del conocimiento técnico sino también del desarrollo de ciertos poderes mentales mediante instrucción esmerada y prolongada, de los cuales el primero es el poder de concentración, y el segundo el de imaginación visual.”

 

 

Comentario

Ningún comentario.

No se pueden utilizar etiquetas HTML.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies