DION FORTUNE “A través de las puertas de la muerte”

DION FORTUNE   "A través de las puertas de la muerte"“A través de las puertas de la muerte; una estimación dinámica de lo que realmente ocurre cuando el alma se separa del cuerpo físico”

 

 

 

 

Libro escrito por la conocida ocultista Dion Fortune en 1932, aunque se divulgó más ampliamente a partir de su reedición formal en 1968 por parte de la Sociedad de la Luz Interior, la fraternidad de estudios ocultistas que ella misma fundó. Forma parte del grupo de obras menores que escribió relacionadas con aspectos prácticos y aplicaciones del ocultismo en la vida cotidiana, un conjunto de escritos de gran valor didáctico dada la amplia experiencia y formación ocultista de la autora y su claridad y honestidad a la hora de exponer este conocimiento, (dentro de ciertas limitaciones impuestas por su obediencia a las órdenes a que perteneció).
Se trata de una obra concisa que pretende ser una guía para explicar las etapas que atraviesa el alma desencarnada al pasar de este mundo al siguiente, en el proceso de la muerte física. Fortune describe y explica los estados de la mente y acciones que los más cercanos a los moribundos pueden asumir y realizar para suavizar el paso del difunto; para hacer menos dramática la transición.
Comienza explicando cómo los misterios e iniciaciones antiguas, tanto entre los griegos como antes con los egipcios, eran ceremonias destinadas principalmente a preparar al sujeto para el paso supremo de la muerte física; el objetivo era anular el miedo a lo desconocido que el suceso provoca en la persona, pues este es efectivamente el mayor terror que produce la muerte.
En el resto de la obra Dion Fortune expone los más importantes aspectos del proceso de la muerte analizados desde el punto de vista del esoterismo, una exposición basada en el conocimiento y certeza de que la muerte es esencialmente un cambio que, aunque conlleva una inevitable carga de shock y tensión, es perfectamente natural tal y como lo es el mismo nacimiento. Ella recalca la importancia de encarar el suceso con una determinada actitud que puede suavizar el dolor por la pérdida y acelerar el tránsito del alma del difunto en su viaje a través de los diferentes planos existenciales; en este punto hace un somero aunque interesante análisis de lo que podría ser el purgatorio o los estados más elevados y la manera en que estas situaciones o “ensoñaciones” deberían entenderse y abordarse para una mejor comprensión.
En un posterior capítulo dedicado a la pretendida comunicación con los muertos, Dion Fortune trata de exponer un punto de vista objetivo del tema, y a pesar de que no es posible elaborar totalmente una visión científica de este hecho, su exposición resulta asimismo interesante.
Es destacable la inclusión de la autora, casi al final del libro, de una oración o servicio ritual que ella declara efectivo y valioso de realizar en una situación excepcional de muerte violenta, cuyo objetivo sería facilitar el reposo del alma de un difunto que por determinadas circunstancias no haya conseguido el sosiego necesario para orientarse en el más allá; todo ello lo explica Dion Fortune convenientemente.
Dion Fortune, como estudiosa del esoterismo e iniciada en sus misterios (en la medida que fuere), era una persona formada y creyente tanto en la religión primordial como en la magia, que había seguido una disciplina mental y poseía un conocimiento del inframundo de primera mano; es por ello que en el libro puede dar por ciertas cosas que tal vez resulten difíciles de asumir cuando se abordan por vez primera. Ciertamente un tema tan delicado como la muerte y las circunstancias que la rodean exige un ejercicio de meditación y comprensión importante, y aún así sólo se podría tener una visión completa y satisfactoria mediante la propia experiencia, lógicamente. Sin embargo, la información contenida en este pequeño libro es digna de ser tenida en cuenta y al menos sopesada, con vistas a desarrollar una mayor amplitud mental y poder digerir hechos y conceptos que de otro modo negaríamos sin dudarlo. Un punto de vista diferente que una vez asimilado y entendido puede aportar un sentimiento de paz y armonía extensible a todos los ámbitos de nuestras vidas.
“La oruga muere como gusano para renacer como mariposa. Lo que llamamos nacimiento es el proceso de adopción de un cuerpo físico, y lo que llamamos muerte es el proceso de desecharlo; y, tal como el proceso del nacimiento implica algo más que el parto, también los procesos de la muerte incluyen algo más que el cese de nuestros latidos. Hemos de procurar que el polvo vuelva al polvo lo más rápida y armoniosamente posible, y debemos seguir al alma que mediante comunicación telepática marcha hasta establecerse a salvo al Otro Lado…”
En todo caso, un libro ameno para leer con mentalidad abierta recomendable para cualquiera, sobre todo si se tiene curiosidad por conocer de manera bastante asequible el punto de vista del ocultismo tradicional hacia el hecho de la muerte física.

Comentario

Ningún comentario.

No se pueden utilizar etiquetas HTML.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies